miércoles, 15 de diciembre de 2010

Uno de los objetivos de Ciutadans es erradicar la corrupción


El presidente de Ciutadans (C’s), Albert Rivera, ha defendido que “C’s es el único partido con voluntad de erradicar la corrupción”, frente al pacto de silencio que mantienen el resto de formaciones políticas ante la corrupción política, puesto de manifiesto, una vez más, tras la publicación del estudio presentado por la Oficina Antifraude en colaboración con el Centro de Estudios de Opinión (CEO).

“Según este estudio, 8 de cada diez catalanes considera la corrupción un problema muy grave, pero ningún partido, excepto C’s, se ha manifestado sobre el tema ni ha aportado soluciones”, denuncia Rivera y recuerda que “hace ya 30 años que los partidos políticos mantienen un pacto de silencio en torno a la corrupción para taparse las vergüenzas unos a otros”.

En respuesta, el presidente de C’s propone como “prioridad en el inicio de la legislatura, un pacto anticorrupción firmado por todas las fuerzas parlamentarias”. En esta línea, Rivera exige también “la colaboración de la Oficina Antifraude, como herramienta, al servicio de los ciudadanos, para expulsar la corrupción”.

Rivera considera que “esta medida y una ley electoral más justa son las fórmulas de control fundamentales para acabar con la corrupción política y recuperar la confianza de los ciudadanos hacia sus representantes públicos”. Precisamente, estas son dos de las condiciones “sine qua non” que Rivera reclama a Artur Mas si quiere el apoyo de C’s en su investidura.

En este sentido, el presidente de C’s ha criticado que “PSC y PP vendan su apoyo implícito a CIU en la investidura de Mas a cambio de sus escaños en el Congreso”, por lo que reclama a estas formaciones que anuncien públicamente “si van a dejar aparcada una ley electoral más justa, el respeto por las libertades y el marco constitucional y la lucha contra la corrupción por ganarse los votos de CiU de cara a la aprobación de los Presupuestos”.

Rivera considera que, con esta actitud, parece que “PP y PSC confunden Cataluña con CiU”, por lo que recuerda, que “CIU obtuvo el 38% de los votos en urna, es decir, más del 60% de los catalanes no coinciden con este partido y quieren tener voz, no ser la moneda de cambio de nadie”. En definitiva, Rivera defiende: “Cataluña no es de CiU, es de los catalanes, por lo que Mas tiene la responsabilidad de gobernar para todos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario