miércoles, 15 de julio de 2009

Sergio Sanz: El PP quiere ligarse a CIU

Sergio Sanz es portavoz de Jóvenes Ciudadanos, vecino de Premiá de Mar y un gran amante de los famosos bares de tapas de nuestra ciudad L'Hospitalet de LLobregat.

El PP quiere ligarse a CIU.

Recientemente, José Antonio Coto, presidente de las juventudes del PP de Cataluña ha sido entrevistado por el digital sms25.cat. Y de algunas cosas que dice en esa entrevista, me gustaría hacer unas breves consideraciones.

En primer lugar, todo parece indicar que ese muchacho olvida que buena parte de la ciudadanía catalana está tan cansada del nacionalismo como de sus compañeros de cama. Y cuando me refiero a compañeros de cama del nacionalismo, el PP no está excluido. Porque la historia y las hemerotecas recogen que la acción política de los grandes partidos viene modulada por la voluntad de PP y PSOE de apoyarse en los partidos nacionalistas para dar estabilidad a sus gobiernos, aunque eso suponga dar inestabilidad a las instituciones públicas y fragmentar el Estado convirtiéndolo cada vez más en un ente confuso e ineficiente para la resolución de los problemas de la sociedad española.

Y hay una buena parte de la ciudadanía catalana que no traga con el discurso nacionalista, porque se da cuenta que tanto patrioterismo no hace otra cosa que confundir lo real con lo ficticio. Y que, cuando el diagnóstico de la realidad se hace desde el patrioterismo, las soluciones son igualmente falsas.

Supongo que por eso se atreve a afirmar que Ciutadans ya ha recorrido todo lo que tenía que recorrer, y lo califica de bluf. Pero la realidad es que Ciutadans mantiene su pulso en la defensa de las ideas recogidas en los manifiestos fundacionales y su ideario. Ciertamente, no tenemos las cosas fáciles. Y hemos cometido errores tácticos. Como por ejemplo, presentarnos a las elecciones europeas sin capacidad para ello y diluidos en una confusa marca electoral. Tomamos nota y aprendemos de ello. Por eso, nuestra prioridad es consolidar nuestras ideas en Cataluña. Porque el espacio político catalán requiere de una formación como Ciutadans. Porque hay una buena parte de catalanes que quieren que defendamos un concepto de ciudadanía sin exclusiones; liberal, porque se orienta a la libertad de los individuos; socialista, porque no considera posible esa libertad sin justicia social e igualdad real de oportunidades, independientemente de las condiciones económicas o sociales de origen. De esa aportación ideológica emana nuestra apuesta por el laicismo y por el bilingüismo.

Una defensa del bilingüismo, por cierto, que no hizo el PP cuando avaló la ley de política lingüística del 98 a cambio del apoyo de CiU a su gobierno durante la primera legislatura de Aznar. Una defensa del bilingüismo que, tampoco, parece que vaya a hacer una descafeinada Alicia Sánchez Camacho. Su objetivo es, nuevamente, ligarse a CiU.

Pero, en realidad, tampoco me parece que se pueda esperar mucho más de una formación política cuyas juventudes las lidera alguien que afirma cosas como esta: “Van prometre un bon finançament, però a l'hora de la veritat, els 25 diputats del PSC a Madrid sempre voten a favor de Zapatero. I al govern central, fins i tot, hi ha dos ministres catalans que estan completament sotmesos al poder madrileny.” Si lo que critica del PSC José Antonio Coto es que “está sometido al poder madrileño” queda claro que ha asumido el discurso patrioterista del nacionalismo. Y cuando lo que mueve a los políticos son intereses territoriales, es que han abandonado los proyectos políticos y han convertido la política en un modus vivendi. En Ciutadans apostamos por los proyectos, orientados a la ciudanía. Porque sólo nos importan las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario