lunes, 13 de julio de 2009

L'Hospitalet debe mejorar en seguridad y parques

Carta de un lector publicada en El Periódico de Cataluña el 11 de julio de 2009.

Me dirijo a la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, con todo el respeto para exponerle mis múltiples quejas sobre la ciudad. He nacido y vivo en L'Hospitalet, y estoy sufriendo su decadencia. A la señora Marín no se la puede culpar de todos los males de la ciudad, dado que se quedó con el legado de nuestro antiguo alcalde, Celestino Corbacho, el cual no sé si de verdad luchaba por sus conciudadanos. La inseguridad en este municipio es superior a la de las poblaciones colindantes, y en mi barrio, La Florida, el índice de inmigración es mayor que en otras zonas, por lo que, por ejemplo, es muy difícil acceder a guarderías públicas y demás servicios, ya que estos suelen ser para los más desfavorecidos. Otro problema, insufrible, es encontrar estacionamiento. Y otro, el de los pisos patera, que el ayuntamiento permite a no ser que rebasen los 15 inquilinos.

Ahora, en verano, los padres tenemos que sacar a los niños a la calle y nos encontramos con numerosos parques en obras, como el de la Llibertat; parques que ya no existen, como el de la calle de la Primavera, donde se instalará el nuevo mercado, y parques en estado deplorable de conservación, como el de la calle de Granada, debido a las obras de la línea 9 del metro y las de reforma del párking. También hay unas preciosas piscinas municipales (por cierto, igualmente en obras), pero si queremos que nuestros hijos disfruten allí de un mes de estancia, hay que pagar 300 euros.

Ruego a la señora Marín que reflexione sobre el estado de L'Hospitalet, que deje de invertir en rascacielos de la plaza Europa, en Santa Eulalia, y que invierta más en los barrios. Que piense en los vecinos de esta ciudad a la que amamos.

Manuel Rodríguez.
Vecino de L'Hospitalet de Llobregat

No hay comentarios:

Publicar un comentario