miércoles, 8 de octubre de 2008

Mal Negocio. Hay un "castigo" si se elige "mal"

Rosa-M Torrent, es escritora y de L’Hospitalet, tiene la mala costumbre de escribir en castellano (español para el resto del mundo) y, por ello, me contaba el otro día, ha
sido “castigada” por la discriminación “positiva” de la obligada Ley de Inmersión Lingüística, y que en realidad és un arma represiva hacía la población castellanohablante ( 56%) que nos convierte en ciudadanos de segunda.

Mal Negocio, es la novela que Rosa-Maria Torrent Puig presentó en El Corte Ingles del portal del Ángel en Barcelona, Sala Àmbit Cultural, el Miércoles 29 de Noviembre del 2006. Pero, Mal Negocio también és, el haber escrito este libro en castellano.

Rosa, hablando del éxito de la manifestación del pasado día 28 Septiembre que organizó Ciudadanos en favor de el bilingüismo y, en contra de la imposición lingüística en nuestras escuelas, me razonaba lo de acuerdo que estaba con el manifiesto que se leyó al final de la misma. Destacó esta parte del manifiesto:

En Cataluña se impone el catalán como única lengua vehicular sobre el castellano, en la educación y en todos los ámbitos públicos, con la pretensión de que ésta sea la única lengua social, limitando así de forma artificial el estatus del castellano, dándole el carácter de idioma extranjero y recluyéndolo a un uso privado y familiar. La Generalitat no repara en medios: desde negar el carácter catalán de la cultura hecha por catalanes en lengua castellana a exigir un innecesario dominio lingüístico de las lenguas cooficiales para acceder a determinados puestos de trabajo en la administración pública. Esto supone, sin duda, una barrera laboral que atenta contra la libertad de circulación por toda España de los trabajadores. En su afán de excluir al castellano, no han dudado en fomentar la delación mediante las oficinas de garantías lingüísticas.

Y, después afirmó:

Efectivamente, no se puede elegir, mejor dicho: hay un "castigo" si se elige "mal".
Mis apellidos revelan mi origen catalán y me expreso en ambas lenguas, catalán y castellano.
En noviembre de 2006 publiqué mi primera novela. En castellano; sí, cuando se trata de literatura, leo y escribo en castellano. Así lo he escogido.
Pues bien, se presentó la novela en El Corte Inglés de Avgda. Portal de l'Angel, sin problema; pero cuando un mes más tarde acudí al Palau de Mar, a la presentación de una autobiografía de otra escritora (en catalán), un político del Parlament al que fui presentada, me preguntó, en forma seductora, el título -seguramente para ir, raudo, a adquirirlo.
- "Mal negocio", respondí.
El caballero cambió el gesto que se tornó hosco a la par que asombrado.
- ¿"Mal negocio"? En castellà???
- Sí.
- Dons, ja t'asseguro jo que per a tú será, ben bé, un mal negoci !
Se dio media vuelta y marchó sin despedirse.
Posteriormente, en entrevistas de radios locales y en coloquios, la primera pregunta que se me ha formulado "sobre el contenido de la novela" ha sido por qué la he escrito en castellano, reprobándoseme tal hecho.
Mi segunda novela la estoy escribiendo también en castellano; porque tengo derecho a ello, de la misma manera que tengo derecho de escribir en catalán, en francés o en inglés, si me apetece. Así me lo parece y así lo defiendo. De la misma manera que defendí, en su momento, el derecho de hablar y escribir en catalán.

Rosa-M Torrent,

Si esto es igualdad real de oportunidades para todos según los socialistas que nos gobiernan, apaga y vámonos.

Javier Casas

1 comentario:

  1. Felicito al autor de esta página, a la agrupación de Hospitalet y al partido Ciudadanos por la gran labor y esfuerzo que realizan día a día.

    ResponderEliminar